Redes eléctricas

Papel de las redes eléctricas en la transición energética, industrial y digital

Europa y como consecuencia España están inmersas en un proceso de transición de un modelo basado en combustibles fósiles hacia un modelo descarbonizado, basado en la generación eléctrica con energías renovables y en el uso de esta electricidad, con bajas emisiones, en el consumo final de hogares, industrias, vehículos eléctricos, bombas de calor para la climatización de edificios, etc.

Las redes eléctricas son el elemento habilitador de este modelo y el que da cohesión al sistema eléctrico con una importante contribución a la transición energética. Permiten transportar y distribuir la generación renovable distribuida procedente de parques eólicos, fotovoltaicos, centrales hidráulicas, y de todas las centrales de generación tradicionales hasta el consumidor final.

Kadri Simson, Comisaria europea de Energía defiende que sin ellas no hay transición (ni energética, ni industrial, ni digital).

Las redes de distribución tienen un papel crucial en un modelo descarbonizado:

  • Desde el punto de vista de la generación deben ser capaces de conectar a la red los 104.000 MW de nuevas renovables que prevé el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima a 2030 y que España ha enviado a Europa.
  • Desde el punto de vista de la demanda: La electrificación del consumo de energía en industrias; electrificación del sector del transporte mediante el vehículo eléctrico, en el sector del calor y frío mediante calefacciones con aerotermia, bombas de calor, etc. La demanda electrificada debe conectarse a la red de distribución.

El éxito de la transición energética depende de que la generación de los 143.000 MW de renovables que prevé el PNIEC a 2030 llegue a la industria y al consumidor, y que se acompase el crecimiento de renovables con el crecimiento de demanda de electricidad, que puede beneficiarse de esas renovables.

La producción de electricidad de origen eólica y fotovoltaica debe ir acompañada por tanto del desarrollo del almacenamiento y de la electrificación de la demanda, al objeto de equilibrar el balance de producción renovable con el consumo, y para lograrlo, son necesarias las redes eléctricas.

Aprovechar la oportunidad industrial de España

El hecho de que España se encuentre en una península y en la Europa meridional significa que las instalaciones renovables tienden a tener un número de horas de funcionamiento en nuestro país superior al que pueden tener en muchos de los países de la Unión Europea.

España tiene recursos renovables óptimos: tiene sol, viento, saltos de agua y terreno suficiente para la instalación de renovables que producen electricidad barata y sin estar vinculada a las fluctuaciones de precio del gas y del petróleo. La electricidad barata es una oportunidad para la industria que quiere electrificar su consumo y dejar de consumir combustibles fósiles. Esto supone tener costes más baratos que la industria de otros países resultando así más competitiva que sus homologas europeas.

Para que la industria y la economía en general pueda beneficiarse de esta ventaja competitiva se necesitan redes eléctricas que permitan hacer llegar esa electricidad renovable a las fábricas e industrias en el momento en el que lo necesitan y con la potencia necesaria.

 

Las redes pueden convertirse en el cuello de botella para la electrificación de la demanda

Como hemos mencionado, las redes eléctricas cobran un papel relevante en el contexto actual, marcado por las políticas europeas de impulso a la transición verde, la digitalización y el desarrollo industrial, al calor del cual están surgiendo nuevas demandas de acceso a la red eléctrica. Las redes, además, se enfrentan al reto técnico de tener que integrar proporciones crecientes de energía renovable.

A pesar de la necesidad de grandes inversiones en redes eléctricas, la planificación de las redes de transporte es un proceso lento, en el que intervienen al Administración General del Estado, las administraciones autonómicas, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, Red Eléctrica, así como todos los sujetos del sector eléctrico interesados. Adicionalmente, a través de los procesos de información y consultas se da voz a la sociedad en general.  Finalmente, el Plan de desarrollo de la red de transporte de energía eléctrica es aprobado por el Gobierno, tras ser sometido al congreso de los diputados. Esta planificación se realiza cada 6 años.

Los industriales solicitan acceso a la red, pero no puede esperar 6 años a tener el acceso a la red, dando como resultado que no se descarbonice o que se instale en otros países.

Esto pone en riesgo (1) el cumplimiento de los objetivos climáticos planteados en el marco del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, y (2) daña la capacidad de crecimiento económico de España limitando oportunidades en materia de inversión, innovación y desarrollo y creación de empleo.

¿Cómo solucionar este problema?

 

1. INVERTIR EN REDES ELÉCTRICAS

 

La Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) indica que hay que duplicar las inversiones en redes eléctricas de aquí a 2030, así como mejorar la forma en la que se remunera a las empresas propietarias de las redes.

Adicionalmente, la AIE recomienda que hay que invertir 0,7 € en redes por cada euro que se invierta en renovables y a partir de 2030 recomienda invertir 1 € en redes por cada euro invertido en renovables.  Según el PNIEC español sólo se invierte 0,45 € en redes por cada euro en renovables.

Por su lado, la Comisión Europea, en su Plan de acción sobre las redes eléctricas, estima que se requerirán inversiones por valor de unos 584.000 millones de euros de aquí a 2030. Si no se realizan las inversiones necesarias y se atiende a la industria, España perderá la ventaja competitiva y las inversiones se irán a otros países.

Adicionalmente, el informe Grids for Speed de Eurelectric muestra que las inversiones en redes de distribución deben aumentar de una media de 33 a 67 mil millones de euros anuales de 2025 a 2050, aproximadamente el 20% de lo que la Unión Europea gastó en importaciones de combustibles fósiles en 2023.

La modernización de la red creará más de 2 millones de puestos de trabajo, permitirá un mayor ahorro de energía y un suministro eléctrico más fiable, al tiempo que acelerará la descarbonización de la economía europea.

Para que la transición energética tenga éxito, la Unión Europea necesita grandes cantidades de capacidad de red adicional. Los volúmenes ded inversión de los operadores de sistemas de distribución deben duplicarse. Aunque esto requerirá un aumento significativo, el coste de no invertir es aún mayor. Para tener éxito necesitamos rendimientos atractivos para que los inversores puedan financiarlo, tecnología y electrificación rápida para gestionar las tarifas de distribución”, afirma el presidente de Eurelectric y Consejero Delegado de E.ON, Leonhard Birnbaum.

En España hay establecido un límite de inversión para las redes de distribución eléctrica, que está ligado al PIB: solo se permite invertir el 0,13% del Producto Interior Bruto; el importe en términos absolutos ronda los 1.500 millones de euros, muy por debajo de las necesidades. El PNIEC establece unas necesidades de inversión en redes de 5.600 M€ pero el límite a la inversión no te lo permite. Además, este límite no tiene sentido en un marco de equilibrio tarifario y sin déficit.

El límite de inversión en España impide realizar las inversiones necesarias, convirtiendo a las redes en el principal cuello de botella para la descarbonización de la economía.

 

2. PLANIFICACIÓN MÁS ÁGIL Y MÁS FLEXIBLE QUE DÉ RESPUESTA A LAS NECESIDADES DE CONEXIÓN

Es necesario disponer de una planificación que se revise de una manera ágil para que se pueda dar respuesta a las nuevas necesidades de conexión de la generación y del consumo en un tiempo razonable y no suponga una barrera de entrada para atraer nueva demanda a nuestro sistema energético. El tener que esperar a una próxima actualización de la planificación de la red implica, en muchos casos, tener que retrasar el proyecto con la incertidumbre de si se podrá conectar finalmente o no cuando termine la ejecución del proyecto. Por este motivo, una adecuada planificación tiene que ir anticipando las inversiones que el sistema eléctrico va a necesitar en vez de ir atendiendo petición a petición de manera individual y a posteriori de haberse generado la necesidad. La AIE recomienda una planificación de red alineada e integrada con la planificación de los principales sectores.

Adicionalmente, y entre otras consecuencias, puede llegar a tener efectos negativos en la obtención de subvenciones públicas para poder llevar a cabo el proyecto, ya que si se retrasa su ejecución por no poder conseguir la conexión a la red en la fecha inicialmente planificada puede llegar a suponer la pérdida de esta ayuda ya otorgada.

Una de las causas de la falta de agilidad tanto en el proceso de diseño de la planificación de la red como de la tramitación de las propias inversiones es que en España hay demasiadas partes involucradas en dichos procesos, además de toda la complejidad que supone responder a todos los requerimientos, documentación y estudios relacionados con la viabilidad del proyecto y su impacto medioambiental. Por lo que resulta de especial interés la simplificación del proceso de tramitación de este tipo de instalaciones con el objetivo de responder de una manera ágil y rápida a las nuevas necesidades de conexión, no solo de la generación, sino especialmente de los consumidores, de este modo, la industria eléctrica podrá dar respuesta a las estrategias de eliminar el dióxido de carbonodescarbonización de la nueva demanda que se quiera conectar. Las redes eléctricas como piedra angular de la transición energética y la industrialización (pwc.es)

 

3. PERMITIR INVERSIONES ANTICIPATORIAS EN REDES ELÉCTRICAS

Hasta ahora la inversión en redes era reactiva, se invertía después de que surgía una necesidad de red.

La recientemente publicada reforma de mercado eléctrico europeo reconoce la necesidad de contar con inversiones anticipadas en redes eléctricas para satisfacer las necesidades de la demanda y de conexión de renovables. Prevé, además, la revisión por parte de la Comisión Europea de la adecuación del marco regulatorio de la distribución para satisfacer los objetivos de renovables y de mercado interior.

Las redes eléctricas deben estar preparadas y no ser una barrera para cuando la demanda las necesite. Si la necesidad surge de un cliente, como la planificación es muy lenta, no se llega a tiempo con los plazos y corre el riesgo de que la industria se baja a otros países porque hay mucha competencia a nivel europeo.

España no puede perder esa oportunidad: La red eléctrica tiene que estar preparada; no puede ser una barrera.

4. SEGURIDAD JURÍDICA Y CERTIDUMBRE PARA INVERTIR

El marco retributivo actual de tarifa de las redes eléctricas no incentiva la inversión porque su retribución está judicializada desde 2016, su tasa de retribución es inferior a la de los países vecinos: En España, la tasa para la distribución eléctrica es de 5,58% mientras que en Francia es del 7%; esto deja al país en desventaja una vez que arranque el nuevo ciclo regulatorio en 2026. Adicionalmente en España existe un límite de inversión para las redes de distribución.

Para invertir se necesita un modelo de retribución exante, seguridad jurídica y certidumbre respecto a cuál va a ser la retribución que los operadores de red van a obtener

 

5. ¿LA MAYOR INVERSIÓN EN REDES SUPONE ENCARECER LA FACTURA ELÉCTRICA?

La inversión en redes no supone una subida en las facturas del consumidor porque con la electrificación, las inversiones se diluyen entre un mayor número de clientes y entre más kWh producidos y consumidos. Además, permiten conectar renovables que producen electricidad barata.

Según el estudio realizado por Eurelectric con el apoyo de la consultora EY (Grids for Speed) indica que los costes de red se mantendrán estables en un rango de 50-55€/MWh 2018-2050 (en España actualmente el coste de red es 57 €/MWh para doméstico) y contribuirían a reducir la factura energética total de los hogares un 45% en 2050.

 

6. BUENAS PRÁCTICAS A SEGUIR: planificación proactiva

Francia ha publicado su Plan Decenal de Desarrollo de Red que tiene el objetivo de identificar las perspectivas de generación y demanda. En base a este plan, se hará la Planificación detallada de la red de transporte, para responder explícitamente al despliegue de renovables, necesidades de descarbonización de los sectores productivos y al fomento de la industria net-zero local.

La red eléctrica conectará los principales polos industriales, acogiendo +13.000-15.000 MW de demanda industrial (electrificación industria existente y nueva industria net-zero local) y 3.000-5.000 MW de centros de datos. Para ello, RTE (red de transporte) propone una trayectoria de inversión prioritaria del orden de 100.000 M€ de 2024 a 2040: la inversión media en 2028-2040 alcanzaría 6.900 M€/año [Frente a los 1.700 M€ invertidos en 2023].

Alemania, por su lado, ha aprobado un régimen de ayudas a la descarbonización de procesos industriales por 2.000 M€ Este régimen de ayuda se aprueba bajo el marco especial creado para hacer frente a la crisis – i.e., Temporary Crisis and Transition Framework (TCTF; ver sección 2.6). Este marco especial y transitorio permite otorgar, hasta diciembre de 2025, ayudas de forma acelerada a la descarbonización de la industria dirigidas a reducir la dependencia de combustibles fósiles como ayudas a la electrificación, a la eficiencia energética y a tecnologías de uso de H2 renovable o bajo en carbono.

Bajo este plan de ayudas alemanas se impulsa la electrificación y la sustitución del consumo de combustibles fósiles por H2 renovable o derivados.

Si te ha gustado el post, compártelo en tus RRSS

Comparte este post:

Próximos eventos

Oct
9
Mié
todo el día Redes eléctricas inteligentes @ Bilbao Exibition Centre
Redes eléctricas inteligentes @ Bilbao Exibition Centre
Oct 9 – Oct 10 todo el día
Redes eléctricas inteligentes @ Bilbao Exibition Centre
Nos complace informarle que los días 9 y 10 de octubre de 2024 se llevará a cabo una nueva edición de las jornadas JIEEC, y nos encantaría contar con su presencia en el evento. Estas...

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

*Campo requerido

Puede ejercer sus derechos de cancelación en cualquier momento mediante el enlace que encontrará en el pie de nuestra newsletter.

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestro boletín

y conoce todas las novedades del sector de la energía.

Suscríbete a nuestro boletín

*Campo requerido

Puede ejercer sus derechos de cancelación en cualquier momento mediante el enlace que encontrará en el pie de nuestra newsletter.