¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Conclusiones:
  • El Consejo de Reguladores Europeos de la Energía (CEER) ha establecido una serie de principios básicos que permitirían, según su criterio, una adecuada regulación del autoconsumo.
  • Es necesario tener en cuenta el despliegue y la evolución de la generación distribuida para optimizar su planificación y el diseño de la red eléctrica.
  • Al optar por la generación distribuida, los consumidores se convierten en prosumidores, asumiendo nuevas responsabilidades como productores de energía.
  • Se debe diseñar un sistema tarifario que garantice un reparto justo de los costes del sistema entre todos los usuarios y que permita asegurar la recuperación de costes.
  • Por último, recomienda evitar la utilización del mecanismo de balance neto para regular el autoconsumo, ya que asume que la capacidad de almacenamiento del sistema está disponible de forma gratuita para los prosumidores.

1. El Consejo de Reguladores Europeos de la Energía (CEER) ha establecido una serie de principios básicos que permitirían, según su criterio, una adecuada regulación del autoconsumo. 

La reducción del coste de la energía producida con paneles solares así como el potencial de nuevas soluciones tecnologías como el Big Data o el “Internet de las Cosas” ha permitido un desarrollo de la generación distribuida fotovoltaica y del autoconsumo superior al esperado.

Se espera que el autoconsumo ofrezca diversas ventajas como, por ejemplo, la reducción de pérdidas de la red (pero sólo en determinados niveles de penetración, por encima de los cuales las pérdidas pueden aumentar), la mejora de la gestión de la demanda, posibles ahorros en la factura eléctrica y la reducción de las emisiones de CO2. No obstante, también presenta relevantes desafíos tanto para la operación de la red como para la sostenibilidad económica del sistema eléctrico en su conjunto, en la medida en la que los costes y beneficios no se distribuyan adecuadamente.

Por ello, el Consejo de Reguladores Europeos de la Energía (CEER, por sus siglas en inglés) ha realizado un análisis independiente sobre el impacto que tiene el autoconsumo en los distintos agentes del sector, en el mercado eléctrico y en la operación y costes del sistema. La institución está comprometida con la protección de los consumidores y prosumidores, así como con una descarbonización del sector, minimizando los costes y maximizando la seguridad suministro en todo momento. El informe Position Paper on Renewable Self-Generation, dirigido a la Comisión Europea y a los diferentes responsables de políticas energéticas, expone su posición CEER sobre el autoconsumo, estableciendo una serie de principios que los reguladores energéticos y políticos deberían tener en cuenta a la hora de definir la regulación en materia de autoconsumo.

2. Es necesario tener en cuenta el despliegue y la evolución de la generación distribuída para optimizar su planificación y el diseño de la red eléctrica.

Para obtener los beneficios asociados a la generación distribuida es necesario considerar el potencial despliegue de esta tecnología a la hora de planificar inversiones en la red eléctrica. De esta manera los operadores de las redes (transporte y distribución deberían poder anticipar estas instalaciones, evitando una expansión innecesaria o costosa de la red.

Uno de los criterios más relevantes que emplean estos operadores a la hora de decidir futuras inversiones en el sistema eléctrico es el pico de demanda. En este sentido, en la medida en la que la demanda de los usuarios esté sincronizada con la generación local, la generación distribuida puede reducir el pico de demanda y, por tanto, las necesidades de expansión de la red. En cualquier caso, la generación distribuida debería ser considerada como complementaria, más que una alternativa a otras fuentes de generación.

Por otra parte, la generación distribuida puede aportar flexibilidad a la red, que puede contribuir a mejorar la eficiencia del sistema. Para ello es imprescindible que las instalaciones de autoconsumo estén equipadas de dispositivos que puedan controlar los vertidos de electricidad a la red (a través de sistemas de almacenamiento, gestión de la demanda, etc.). El prosumidor debe reaccionar a las señales de precio.

3. Al optar por la generación distribuída, los consumidores se convierten en prosumidores, asumiendo nuevas responsabilidades como productores de energía.

Los prosumidores tienen un papel adicional al generar electricidad, por lo que pasan de ser clientes pasivos a agentes activos en el mercado, con responsabilidades adicionales. Entre estas nuevas responsabilidades se encuentra el participar en el balance de la red como el resto de los generadores eléctricos.

Para que puedan desempeñar estas nuevas responsabilidades, es esencial impulsar la digitalización del sector con la instalación de contadores inteligentes capaces de analizar rigurosamente el consumo y generación en tiempo real.

4. Se debe diseñar un sistema tarifario que garantice un reparto justo de los costes del sistema entre todos los usuarios y que permita asegurar la recuperación de costes.

Las tarifas de red deben reflejar los costes fijos de construcción y operación de la misma para garantizar su recuperación. Para ello, las tarifas deben de ser diseñadas de acuerdo con el valor que proporciona la red eléctrica a sus diferentes consumidores. Así, es necesario establecer señales de precios claras para todos los consumidores, evitando distorsiones a la hora de tomar decisiones de invertir en autoconsumo.

Las políticas energéticas deben evitar incentivos perversos que perjudiquen a los consumidores. Los prosumidores que hacen uso de la red eléctrica deben contribuir a financiar los costes del sistema al igual que hacen el resto de los consumidores. Por ello, debería haber un reparto justo de los costes de la red eléctrica y de otros conceptos incluidos en la tarifa como los impuestos y los costes de apoyo a distintas políticas, que representa un porcentaje muy relevante de la factura eléctrica en los hogares europeos. Es decir, se debería evitar que los prosumidores se beneficien de un subsidio cruzado por parte del resto de consumidores.

Figura 1. Desglose del precio medio de la electricidad en los hogares europeos (Making sense of your electricity bill - Eurelectric)Costes electricidad

5. Por último, recomienda evitar la utilización del mecanismo de balance neto para regular el autoconsumo, ya que asume que la capacidad de almacenamiento del sistema está disponible de forma gratuíta para los prosumidores.

Los mecanismos de balance neto asumen que la capacidad de almacenamiento energético está disponible sin coste alguno. Este mecanismo reduce la sensibilidad al precio de la energía en el tiempo y desincentiva los esfuerzos por parte de los consumidores a ser más flexibles y a realizar posibles esfuerzos de cambio de hábitos de consumo para reducir su factura eléctrica. En este sentido, es oportuno recordar que diversos Estados de los EE.UU, como por ejemplo Maine, Nueva York, Hawaii, California, etc, están sustituyendo el balance neto por otros mecanismos.

¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter