¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
National Aeronautics and Space Administration - NASA

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) publicó un artículo en el que informa de los resultados del análisis realizado, junto con la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOOA, por sus siglas en inglés), acerca de la temperatura global del planeta en 2015[1].

La temperatura media de la superficie de la Tierra durante 2015 ha sido la más elevada jamás registrada, desde que se inició su estudio en 1880. El incremento experimentado respecto la media de 2014 ha sido de 0,13ºC, lo que supone el segundo mayor aumento anual experimentado, después del año 1998.

El incremento de la temperatura en 2015 supone una evidencia más del proceso de calentamiento global que está sufriendo el planeta. Así, la temperatura media de la superficie terrestre ha aumentado 1ºC desde finales del siglo XIX, provocado, fundamentalmente, por las emisiones de dióxido de carbono y otras partículas derivadas de la actividad del ser humano a la atmosfera. Buena parte de ese aumento se ha producido en los últimos 35 años. De hecho, 15 de los 16 años más calientes jamás registrados se han concentrado en años posteriores al 2001.

Es cierto que ciertos fenómenos meteorológicos como “El Niño” o “La Niña” tienen un impacto en la temperatura media del planeta en el corto plazo. Concretamente “El Niño” tuvo una especial influencia en la temperatura registrada en 2015, siendo responsable de parte del incremento observado, pero es el efecto acumulado de la tendencia a largo plazo el mayor responsable de ese récord.

Ante estos datos, es crítico que los gobiernos y reguladores se conciencien de la urgencia con la que es necesario abordar el cambio climático y establezcan medidas que contribuyan a mitigarlo.


[1] Para realizar este análisis la NASA recopila información sobre la temperatura terrestre de 6.300 estaciones meteorológicas y de la superficie del mar, así como de la temperatura del Antártico. Los resultados ponen en valor la importancia del trabajo realizado por la NASA en este ámbito y es una valiosa información para impulsar a los gobiernos a actuar en la lucha contra el cambio climático.

 
¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter