¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Oxford Institute for Energy Studies - OIES

Oxford Institute for Energy Studies (OIES) ha publicado en septiembre de 2015 el informe “The cost of Price de-linkages between European gas hubs”, en el que se da continuidad a estudios previos realizados por la misma institución acerca del grado de integración de los mercados europeos del gas.

Los resultados de estos trabajos sugieren que los principales mercados europeos del gas están espacialmente bien integrados y son competitivos, ya que en la mayoría de los casos, a pesar de las diferencias en los volúmenes comercializados, se observa una buena correlación entre los precios y el suministro en los principales hubs europeos.

Se observó que las principales excepciones a dicha correlación se dan fundamentalmente en periodos de cuellos de botella (físicos o contractuales[1]) y en periodos de cierre (mantenimiento). A falta de datos fiables de los flujos de gas entre mercados, el autor no pudo profundizar en la naturaleza y causa de estas desvinculaciones en los precios.

No obstante, en este nuevo estudio, que considera datos hasta diciembre 2014, se ha profundizado en las causas de las faltas de correlación en los precios entre hubs de gas y el coste para los consumidores derivado de estos desajustes. Para ello, el informe analiza aquellas situaciones en las que el coste de aprovisionamiento de gas en una determinada zona del mercado es superior al que resultaría en caso de aplicar un libre flujo de gas con otros mercados con unos precios más económicos. Como consecuencia de esos desajustes en el precio de gas en los diferentes hubs, el usuario puede acabar soportando un coste superior. El informe, en concreto, se centra en las desviaciones existentes en los hubs PEG Sur francés, el PSV italiano y el CEGH austriaco.

El estudio refleja que la naturaleza de las faltas de correlación identificadas son primordialmente físicas, debidas a la congestión de la infraestructura de interconexión, mientras que prácticamente no se evidencian barreras no físicas al comercio, a excepción del hub PSV en Italia. En 2014 se observó que el spread del precio entre el hub PSV italiano y el hub NCG alemán había permanecido por encima de la tarifa de transmisión mientras que más del 10% de la capacidad de interconexión permanecía sin utilizarse.

Por otra parte, cabe destacar que los resultados de este trabajo tienen implicaciones políticas relevantes, ya que, mientras que las barreras físicas se pueden eliminar invirtiendo en infraestructura, las no físicas requieren de una regulación que optimice  el uso de la infraestructura existente. Así, en el caso del hub italiano, el estudio propone que los reguladores consideren la imposición de una obligación de la reventa en la capacidad sistemáticamente infrautilizada, bajo la cláusula de pérdida de la capacidad si no se utiliza.

Finalmente el documento sugiere que, incluso en un mercado de gas maduro e integrado como el europeo, puede ocurrir que para algunos períodos, puede existir algún hub con una dinámica de precios distinta a la de otros hubs posiblemente generando mayores costes, debido al aprovisionamiento del gas a un precio superior que en los hubs conectados.


[1] Los cuellos de botella contractuales son aquellos que suceden cuando la capacidad de interconexión física está disponible, pero no puede ser usada totalmente para fines comerciales al estar reservada para algunos usuarios.

 
¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter