La generación distribuida como recurso para luchar contra el cambio climático

    ¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

    La Florence School of Regulation ha publicado una serie de vídeos que resumen las ponencias que se realizaron en el debate online: “Distributed Energy Resources to Tackle Climate Change”, celebrado el pasado 7 de junio. En este caso, Lazlo Varro, el economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) analiza el rol de la generación distribuida en una futura red eléctrica, baja en emisiones:

    • Si en EEUU se aprovechase el 100% de los tejados para instalar fotovoltaica, no se llegaría a una quinta parte de la demanda y habrían graves impactos y sobrecostes en las redes de distribución.
    • La fotovoltaica distribuida tiene mucho eco en los medios pero a nivel mundial sólo representa un tercio de la fotovoltaica que se construye.
    • En climas templados la fotovoltaica sólo es relevante en los meses estivales, lo que imposibilita soluciones aisladas de la red, basadas en baterías.
    • Los recursos distribuidos pueden jugar un papel importante en la necesaria flexibilidad del sistema. Sobre todo baterías estacionarias y coches eléctricos.
    • La estructura tarifaria volumétrica no es válida si hay autoconsumo. No se pagan los costes fijos de una infraestructura que se sigue usando.
    • La descarbonización exige un desarrollo de renovables rápido al menor coste posible. Sólo puede lograrse con grandes instalaciones eólicas y solares fotovoltaicas que se fundamentan sobre grandes redes eléctricas. La Nuclear e hidroeléctrica van a tener un papel mucho menor.
    • La solar térmica es tan compleja como una refinería. Es muy poco probable que pueda reducir sus costes a futuro. Es una tecnología sólo válida para algunos países, como Egipto, Marruecos o norte de Chile.
    • Es muy positivo que haya sistemas fotovoltaicos aislados de la red que permita que las aldeas de África dejen de usar gasóleo para producir electricidad. Sin embargo, estas poblaciones acaban pidiendo más desarrollo y confort, que sólo se puede lograr con sistemas eléctricos centralizados.
    ¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter