¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Asociación Mundial de Energía Nuclear

La Asociación Mundial de Energía Nuclear (World Nuclear Association) ha publicado el informe “World Nuclear Performance Report 2016”. Este documento analiza el papel de la energía nuclear en el cumplimiento de los objetivos climáticos fijados en la COP 21 de París. Además, realiza un repaso de la situación en la que se encontraba esta industria en cada continente al finalizar el año 2015.

La cumbre climática de las Naciones Unidas celebrada en París en diciembre de 2015 fijó un ambicioso objetivo en materia de calentamiento global: limitar el incremento de la temperatura global media a menos de 2ºC tomando como referencia los niveles pre-industriales. Para garantizar el cumplimiento de dicho objetivo es preciso descarbonizar prácticamente el suministro de energía en las próximas décadas. Sin embargo, lejos de reducir la dependencia de los combustibles fósiles, el mundo continúa quemando incluso más cantidad anualmente, sobre todo para producir electricidad.

La energía nuclear es una fuente de generación clave para avanzar hacia la descarbonización de la economía, ya que es una tecnología libre de emisiones y permite hacer frente a la creciente demanda eléctrica de forma asequible y fiable. Así, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) estima que, de cara a cumplir el objetivo climático de los 2ºC (escenario 2DS), la energía nuclear deberá contribuir con 7.000 TWh en 2050, alcanzando una cuota del 17% en el mix de generación eléctrica global dada una duplicación de la demanda.

La Asociación Mundial de Energía Nuclear, por otro lado, considerando improbable la viabilidad de algunas tecnologías tenidas en cuenta por la AIE, ha elaborado su propia visión del sector en 2050 (la visión “Harmony”) que eleva el peso objetivo de la energía nuclear en el mix hasta el 25%. Para ello, sería necesario la construcción de 1.000 GWe de nueva capacidad habiéndose tenido en cuenta las retiradas de capacidad hasta entonces.

El accidente  de la central nuclear japonesa de Fukushima en 2011 incrementó el rechazo hacia esta fuente de energía en Estados Unidos y Europa, sin embargo, actualmente el número de reactores en construcción a nivel mundial es el más alto de las últimas dos décadas gracias a Asia (sobre todo China).

Analizado la situación por geografías, en EEUU la combinación de una disminución del precio del gas (debido al incremento de la extracción del gas de esquisto), un pobre diseño de mercado y algunas campañas políticas negativas han provocado el cierre anticipado de algunas instalaciones nucleares.

En Alemania, tras el accidente, el gobierno ordenó el cierre inmediato de ocho plantas nucleares, y el cierre progresivo del resto de las centrales antes de 2022. En Francia, el país europeo con más centrales nucleares, se ha comprometido a reducir su dependencia a la energía nuclear del 75% actual al 50% en 2025.

En cambio, territorios como Europa del Este, China o India están impulsando la instalación de nuevas instalaciones. Además, en Japón ha comenzado a re-operar algunas centrales detenidas en 2011.

Durante el 2015, la energía nuclear generó el 10% de la electricidad global procedente de los 439 reactores nucleares operativos, tres más que en el ejercicio anterior.  Durante este periodo se cerraron definitivamente siete reactores, la mayoría por razones ajenas a la explotación habitual de las instalaciones.

Asimismo, a finales de 2015, había 66 reactores nucleares en construcción y otras 158 planificados por todo el mundo, con un tiempo medio de construcción de 73 meses.

¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter