¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Eurelectric

Eurelectric ha publicado en abril de 2016 el informe “Electricity Market Design: Fit for the low-carbon transition”, en el que comparte su visión sobre el ajuste del diseño del mercado eléctrico necesario para abordar su transición hacia un sistema de bajas emisiones en carbono.

El sector eléctrico europeo se encuentra en un periodo de transición hacia un modelo de bajas emisiones de carbono, en el que se incrementará la relevancia de las tecnologías renovables en el mix energético. Este contexto de transformación requerirá de un sistema más flexible y con un mayor nivel de capacidad firme y de consumidores que desarrollen un papel más activo a través de la gestión de la demanda y del almacenamiento.

Para que la transición se realice de manera eficiente, es necesario que se apalanque en soluciones de mercado. Así, Eurelectric desarrolla una serie de recomendaciones para diseñar un mercado eléctrico ajustado al nuevo rol de los consumidores y a una transición eficiente en costes.

  • Garantizar que los consumidores reciben los beneficios derivados de la conexión entre los mercados mayorista y minorista: Se debe incrementar la competitividad de la electricidad frente a otras fuentes de energía, explorando formas de reducir el coste de las políticas energéticas en la factura de la luz. Además, los reguladores deben asegurar un desarrollo eficiente de la flexibilidad de la demanda, el almacenamiento y la autogeneración, para lo cual es clave que las tarifas de acceso reflejen mejor la estructura de costes real de las redes.
  • Asegurar la competitividad de las renovables y la capacidad del mercado para integrarlas: En un mercado europeo integrado, las energías renovables deben ser capaces de competir con otras fuentes de generación para que su despliegue sea sostenible y eficiente en costes. Para ello, se debe fortalecer el sistema de comercio de emisiones europeo (EU ETS), redirigir las políticas energéticas hacia la creación de un mercado europeo más integrado, competitivo y asequible y diseñar mecanismos de apoyo eficientes.
  • Mejorar el mercado de la energía para atraer recursos flexibles y conseguir la integración de las renovables: Es necesario finalizar la implantación del mercado eléctrico interno europeo. Para ello, hay que aprovechar al máximo las capacidades de interconexión entre países y asegurar que las tarifas de acceso no distorsionan el mercado. Además, el desarrollo de mercados transfronterizos intradiarios, diarios y de ajustes será clave para integrar a las energías renovables.
  • Desarrollar un enfoque regional para la operación y adecuación del sistema: Se deben coordinar y, en última instancia, integrar las funciones de operación y de planificación del sistema a un nivel regional. Además, se debe asegurar que los diferentes reguladores emplean métricas homogéneas que permitan la comparabilidad de los objetivos fijados. Por otro lado, es necesario desarrollar una evaluación de la adecuación del sistema involucrando a todos los agentes relevantes.
  • Diseñar adecuadamente los mercados de capacidad dotándoles de una perspectiva regional para garantizar la seguridad de suministro de una forma eficiente en costes: Los mercados de capacidad deberían (i) basarse en el mercado, (ii) ser neutrales tecnológicamente, (iii) estar abiertos a activos nuevos y existentes, (iv) fomentar la participación trasnacional y (v) considerar tanto la generación como la gestión de la demanda y el almacenamiento. 
¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter