¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Conclusiones:
  • La transición hacia la descarbonización implicará cambios en la forma de generar energía y su consumo. Requerirá de todas las tecnologías disponibles para asegurar el suministro en todo momento.
  • Daniel Navia, Secretario de Estado de Energía, expuso que los objetivos medioambientales son innegociables y que la regulación no debe cerrar la puerta a tecnologías tradicionales, ya que jugarán un papel fundamental en este proceso.
  • El principal desafío al que se enfrenta España es diseñar un mix de generación equilibrado con desarrollo de renovables que favorezcan el cumplimiento de los objetivos y presencia de tecnologías de respaldo capaces de garantizar el suministro.
  • La transición energética implica a todo el sector energético, es decir, su financiación debe ser soportada entre todos los consumidores energéticos
  • Para ello, es necesario una reforma fiscal orientada al principio de “quien contamina paga
  • Como conclusión de la jornada, destacar que hay que trabajar en una transición energética que tenga en cuenta la seguridad de suministro, la neutralidad tecnológica y que implique a todos los consumidores energéticos

1. La Transición Energética es ya una realidad 

La transición hacia la descarbonización implicará cambios en la forma de generar energía y su consumo. Requerirá de todas las tecnologías disponibles para asegurar el suministro en todo momento.

El pasado 17 de octubre, Energía y Sociedad, en colaboración con la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (ETSII) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), celebró en Madrid la jornada “Cuenta atrás para la Transición Energética en España”.

¿Transición Energética? La transición hacia la descarbonización de nuestro modelo energético es, hoy, una realidad y esta transformación debe ser sólida y flexible: una transformación “inteligente” que requerirá de todas las tecnologías disponibles para, de esta forma, poder asegurar el suministro en todo momento. Este nuevo modelo plantea importantes retos que requieren de un profundo análisis y debate.

Antonio Hidalgo (Vicerrector de Asuntos Económicos de la Universidad Politécnica de Madrid), Emilio Mínguez (Director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales) y Helena Lapeyra (Socia de PwC) inauguraron la jornada poniendo sobre la mesa algunas de las principales cuestiones a tratar: ¿Es factible la instalación de la nueva capacidad renovable necesaria hasta 2030? ¿Cómo se puede diseñar un mecanismo cartel evento UPMequilibrado de “quien contamina paga”? ¿Qué papel van a jugar las centrales nucleares y los ciclos combinados como garantes de la seguridad de suministro del sistema eléctrico? ¿Cómo se podría reformular la fiscalidad ambiental para emitir unas correctas señales al mercado?

2. El camino de España hacia la Transición Energética

Daniel Navia, Secretario de Estado de Energía, expuso que los objetivos medioambientales son innegociables y que la regulación no debe cerrar la puerta a tecnologías tradicionales, ya que jugarán un papel fundamental en este proceso.

La jornada se inició con una ponencia de Daniel Navia (Secretario de Estado de Energía) en la que se repasaron los principales retos a los que se enfrenta España en esta transición energética. El Secretario de Estado señaló que se debe luchar contra el cambio climático, ya que es un desafío importante para la sociedad y nuestro sistema energético en su totalidad debe cumplir con ello. Pero durante este recorrido se producirán cambios en el uso de la producción, de los distintos modos de generación y en el papel de los operadores energéticos.

Los objetivos medioambientales son innegociables, pero se tienen que llevar a cabo de una manera flexible. Por este motivo, Daniel Navia destacó que desde la regulación no se debe cerrar la puerta a las tecnologías tradicionales, que tendrán un papel fundamental en esta transición.

Por último, el Secretario de Estado indicó que la elevada inversión que requiere el sector ponentesenergético, la incertidumbre tecnológica que hace difícil que la regulación se pueda adaptar a las necesidades de todos y la existencia de recursos limitados, son los principales condicionantes a los que se enfrenta España en este proceso de cambio.

 

3. Primera mesa: ¿A qué desafíos se enfrenta la Transición Energética en España?

El principal desafío al que se enfrenta España es diseñar un mix de generación equilibrado con desarrollo de renovables que favorezcan el cumplimiento de los objetivos y presencia de tecnologías de respaldo capaces de garantizar el suministro.

En la primera mesa redonda, moderada por Ferrán Tarradellas (Responsable de Políticas Energéticas en la Representación de la Comisión Europea en España), Ignacio Araluce (Presidente de Foro Nuclear) explicó que, en este contexto de desarrollo de renovables, es clave garantizar el suministro eléctrico. Recalcó que garantizar este suministro se tiene que proyectorhacer con utilización de tecnologías no emisoras de CO2 y al menor coste. Por este motivo, los ciclos combinados y las centrales nucleares tienen que tener un papel clave en esta transición energética, como tecnologías de respaldo necesarias en el sistema. Además, recalcó que no existe ningún problema técnico en la extensión de la vida de las centrales nucleares de nuestro país, sino que el problema que existe es de ámbito económico.

José María González Moya (Director General de la Asociación de Empresas de Energías Renovables, APPA Renovables) comentó que la transición energética es imparable pero que desde el Gobierno se tienen que hacer las cosas de una forma ordenada y planificada. Además, expuso la necesidad de una redefinición de la fiscalidad energética bajo el principio de "quien contamina paga". Pedro Palencia (Responsable de Regulación de Sedigas) indicó que en esta transición resulta necesario aprovechar las fortalezas del gas natural y de sus infraestructuras. Además, puso en valor el papel de los ciclos combinados como garantes del suministro, argumento que coincidió con el expuesto por Ignacio Araluce. Por último, Álvaro Mazarrasa (Director General de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos, AOP) aseguró que, aunque ya se lleva haciendo un enorme esfuerzo desde el sector de los hidrocarburos líquidos en reducir sus emisiones y contribuir a la descarbonización de la economía, seguirán esta transformación para adaptarse y cumplir con los objetivos medioambientales.

4. Segunda mesa: ¿Cómo se va a financiar esa Transición Energética?

La transición energética implica a todo el sector energético, es decir, su financiación debe ser soportada entre todos los consumidores energéticos. Para ello, es necesario una reforma fiscal orientada al principio de “quien contamina paga”.

En la segunda mesa redonda, moderada por Julio Lumbreras (Director de la UPM para Norteamérica y Visiting Scholar en la Universidad de Harvard), Óscar Barrero (Socio Líder de Consultoría de Energía de PwC) recordó que existen tres principios necesarios para financiar la transición: equidad entre sectores, equilibrio de tecnologías y una política fiscal financiaciónadecuada. Óscar subrayó que la transición energética implica a todo el sector energético, no sólo al eléctrico, apostando por nuevas tecnologías pero haciendo viables las actuales como los ciclos combinados que, actualmente, no recuperan sus costes variables y que son fundamentales. Además, apostó por un cambio de paradigma en donde el foco se tiene que poner en la perspectiva de un consumidor energético global.

Josep Montañés (Director de Project Finance del Banco Sabadell) explicó el mecanismo de los PPAS como nueva forma de financiación de los proyectos de renovables, con objetivo de reducir la volatilidad del precio. Teresa Rasero (Presidenta de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía, AEGE) expresó que la transición energética debe ser sostenible medioambiental y económicamente, que no debe implicar una subida del precio de la electricidad y que se tiene que contar con la industria electrointensiva con el desarrollo de medidas protectoras. Por último, Óscar Arnedillo (Director Gerente de Nera Economic Consuting) destacó el problema del reparto de la financiación de las renovables, siendo el consumidor eléctrico el que soporta un 88% del total de ese coste. Además, la electricidad soporta un 77% de carga fiscal mientras que las gasolinas/gasóleo sólo un 6%. Es por este motivo, que Óscar terminó argumentando que las renovables deben financiarse entre todos los consumidores energéticos y no sólo por el consumidor eléctrico.

5. Conclusiones de la jornada

Como conclusión de la jornada, destacar que hay que trabajar en una transición energética que tenga en cuenta la seguridad de suministro, la neutralidad tecnológica y que implique a todos los consumidores energéticos.

Para concluir, Helena Lapeyra (Socia de PwC) resumió las principales ideas debatidas durante la jornada. Así, subrayó la importancia de cumplir con los objetivos marcados por la UE y destacó que hay que trabajar en una transición integral, que tenga en cuenta la seguridad de suministro, la sostenibilidad medioambiental y la eficiencia económica. Asimismo, recogió la idea general de todos los ponentes de:

  • Mantener una neutralidad tecnológica
  • Desarrollar más renovables junto con la necesidad de una mayor potencia de respaldo
  • Contar con una política fiscal con objetivos no recaudatorios y que implique a todos los consumidores energéticos
Si quieres ver la jornada completa, accede aquí.
¿TE HA GUSTADO EL POST? COMPÁRTELO EN TU RED SOCIAL.Share on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter